El Esparto

ARTESANÍA EN ESPARTO. TRADICIÓN y ARTE.

 

El Esparto

El clima seco y de paisajes áridos es típico del sudeste español, donde abundan las plantas herbáceas y arbustivas como el esparto, que pertenece a la familia de las gramíneas, igual que el trigo y la cebada.

Algunas de sus características definitorias son, por ejemplo, su perdurabilidad en el terreno, sus hojas largas y finas, y sus espigas en forma de penacho.

 

Hasta bien entrado el siglo XX esta planta tenía una enorme utilidad, empleándose en la fabricación de utensilios de labranza, trilla, labores del hogar, aperos para animales, etc.

 

El término de esparto se suele utilizar para nombrar las hojas; mientras que a la planta en general se le denomina Atocha o Espartera. Ésta comenzó a utilizarse en una primitiva industria en cordeles, aparejos de naves, capazos, espuertas, útiles agrarios y materiales de cambio.

 

Aunque la preparación y el trenzado del esparto se realiza hoy mayoritariamente en grandes fábricas de forma industrial, aún susbsisten pequeños artesanos que continúan la tradición.

Elaboración

El proceso de transformación del esparto comienza en el monte, arrancando las matas de esparto o atocha para después realizar la llamada 'tendía' en el monte, es decir, el esparto arrancado se extiende en el suelo del monte para que se seque.

 

El siguiente paso responde al nombre de 'cocío': el esparto se sumerge en balsas de agua para que la fibra se ablande, y al cabo de treinta o cuarenta días, se tiende para su secado.

 

Después comienza el 'picao', por el que el esparto se somete a un aplastamiento en los mazos para desprender la parte leñosa de la fibra.

 

A continuación, comienza el 'rastrillao', un proceso por el que se peinan las fibras de esparto en rastrillos de púas de acero que separan los haces de fibra de sus hojas, despojándolos de sus partes leñosas.

 

Por último, comienza el trenzado del esparto con el que se consigue hacer los productos que se derivan de este proceso junto con el cosido. En este punto hay multitud de tipos de trenzado, desde el simple para realizar cuerdas y demás, hasta el múltiple, con el que se consigue realizar las cestas, estores, caracoleras...

Productos

Hay multitud de productos fabricados íntegramente en esparto, tanto tradicionales para el trabajo y recolección en el campo, como para la decoración.

 

Los productos para la recolección como pueden ser las cestas, caracoleras, setas, fruteros, paneras...

 

Productos de uso cotidiano como son los estores, cortinas, alpargatas, útiles para la leña, sillas...

 

Y por último, productos de decoración como relojes, jarrones, floreros, revisteros...

 

 

Todos estos productos, duraderos, ecológicos, artesanales hacen del esparto un arte hoy en día, aun valorado y trabajado.

Copyright © All Rights Reserved.